Vivir Sano

imagesCAWNY2SE.jpg

Será este un texto acotado, tienen mi palabra…  En realidad este texto nace de muchas cosas que todos quienes estamos de alguna manera relacionados al área de la Salud escuchamos a diario, y quizás muchos de nosotros también pensamos así.  Digo, muchos creemos que llevamos una vida sana, pero en realidad no somos aquellos candidatos a vivir más y mejor como tendemos a creer.  Ya son archiconocidas las frases como: “Yo hago mucho ejercicio, paso todo el día haciendo cosas en la casa y en la cocina”, “Soy deportista, juego todos los sábados a la pelota”, “Siempre como pescado, qué más rico que el pescado bien frito” y otras muchas frases que denotan el desconocimiento que tenemos en cuanto a salud y vida sana.

He aquí una serie de errores que, de no corregir drásticamente, empañarán todos nuestros esfuerzos por tener un salud de hierro.

  1. Si se quiere llevar una vida realmente sana, se debe hacer ejercicio y dejar el sedentarismo de lado.  ¿Por su trabajo camina todo el día? ¿Hace usted ejercicio al “hacer las cosas de la casa”? ¿Camina hacia el trabajo y después hacia su hogar y, en definitiva, “pasa todo el día volando”?  Nos parece genial que sea activo, pero eso no cuenta como ejercicio ni reemplaza una rutina de ejercicio.  Las recomendaciones actuales sugieren efectuar 1 hora diaria de ejercicio.  Para hacer ejercicio hay que dedicarse a ello exclusivamente y no cuentan las actividades de la vida diaria; por ejemplo puede dedicarse 20 ó 30 minutos a caminar a un ritmo al que tenga que esforzarse y que le signifique cansancio y sudor (claro, siempre será mejor si puede correr, hacer algún deporte, levantar algo de pesos, etc.)
  2. “Yo soy deportista, juego fútbol todos los sábados”.  No caballero, usted no es deportista: usted es deportista de fin de semana.  Y si a eso le sumamos su sobrepeso y sus malos hábitos (fumar, ser sedentario y otros muchos), comprenderemos que usted tiene aún más riesgo de morir de enfermedades cardíacas que alguien que sea absolutamente sedentario.  No sirve hacer deporte una vez a la semana, sólo aumenta los riesgos de lesiones y de accidentes.  Para ser “deportista” hay que hacer, en teoría, al menos una hora diaria de ejercicio moderado a intenso; pero nos conformaremos con unas 4 a 5 horas semanales para considerarnos activos y estar en forma…  Ya sabe, nada de ser deportista de fin de semana.
  3. Es muy bueno comer pescado regularmente, de seguro es una costumbre sana. Pero no es sano comer pescado frito regularmente, eso no cuenta como una comida sana.  Pasa mucho, ya he conocido a varias personas que sagradamente comen pescado frito unas 3 ó 4 veces por semana, porque comer pescado hace bien; pero estoy seguro de que esa capa de fritura y ese aceite caliente chorreando no harán nada bueno por su salud.
  4. Es muy bueno comer ensaladas, pero no es bueno salarlas a más no poder. Lo sentimos mucho, pero la sal está demás, sencillamente es una mala costumbre que nos mata de a poco.  Le sugiero que lea nuestro artículo acerca de la sal.
  5. Sí, el té y el café pueden tener propiedades benéficas, pero ¿es necesario tomarlos con tantas cucharadas de azúcar? Sabemos que mucha gente toma varias porciones diarias de té, o incluso de café, lo que en suma significa varias cucharadas de azúcar de mesa en nuestro cuerpo.  Esto por sí solo no le significará una diabetes, claro, pero es mucho mejor que use algún endulzante sin calorías (sacarina o sucralosa).  Recordemos que el azúcar de mesa es uno de los principales males del mundo moderno.
  6. Lleve una dieta equilibrada.Se debe ingerir una cantidad apropiada de proteínas, carbohidratos y grasas, sin suprimir ningún grupo de nutrientes ni tampoco alimentarse exclusivamente con alguno de ellos.  Elija carnes magras, legumbres, huevos, y lácteos para procurarse proteínas; pan integral, cereales integrales, porciones razonables o pequeñas de pastas integrales, arroz integral y papas para proporcionarse hidratos de carbono complejos (no simples como los dulces, el azúcar, los pasteles y otros que pasan rápidamente como “azúcar[glucosa]” al torrente sanguíneo); y consuma frutos secos, aceites vegetales, y sólo algo de grasa animal para sus requerimientos grasos.Una dieta equilibrada es imposible de encontrar en los locales de comida rápida, por más que le ofrezcan ensaladas.
  7. Si llegó hasta este punto, abandone el cigarrillo… Claro, a menos que desee apostar por morir de un infarto al corazón o por problemas respiratorios, que están estrechamente relacionados con el hábito de fumar.  Es sencillo, fumar es incompatible con una vida sana y además está relacionado con las primeras causas de muerte a nivel mundial.
  8. Comience a correr, hacer algún deporte o inscríbase en el gimnasio; coma de manera equilibrada y sana, sin sal ni mucha azúcar; no fume y no beba en exceso.  Eso es un resumen de lo que llevamos…
  9. Está bien, de vez en cuando puede darse un buen gusto con un asado, unos pasteles, una buena cerveza negra bien rica y otros placeres de la vida… Tampoco se trata de sufrir.
  10. ¡¡¡Ría mucho y Sea Feliz!!!
|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

  • No hay comentarios recientes
Cerrar